Curso: FOUCAULT: INVESTIGACION GENEALOGICA
JOSÉ YESID CARRILLO MAYORGA
UdeA
2007/2

 

La educación se consagra, en la constitución política de Colombia, palabras más palabras menos, como derecho fundamental de toda persona, además se estipula como una obligación estatal ofrecer las condiciones para que todos puedan acceder a ella. Aparentemente esto esta lejos de ser perjudicial, lejos de poderlo tildar como dominante, esta lejos de verlo como un mecanismo de subyugación, y lo esta por que alrededor de la bellas palabras escritas en la carta magna, que nos recuerda los ideales franceses, se encuentran discursos que pululan de manos y bocas prestas a mentir con la única intención de mantener a las masas concentradas, por no decir encantadas, en el brillo de las promesas de los derechos. Todo lo que dicen y escriben no es mas que parafernalia para prolongar la frase de los emperadores romanos: “panem et circenses”. Son los funcionarios expertos en tapar oídos y vendar ojos con la imagen hueca de los derechos que abundan. Ellos, maestros de la apariencia, saben, que tras el discurso de los derechos que se hacen extensivos y además de ofrecimiento obligatorio para el estado, no hay mas que una o varias obligaciones, tras de esos derechos, ellos saben, que no hay mas que formas de control destinados a mantener el pueblo calmado y manejable. Toda la razón tenia aquel pensador de abundante bigote cuando entre líneas escribía a modo de consejo “de todo acto altruista desconfía”. (… Sigue, Descargar PDF … )